«

»

oct 30

Rosa Espi: “La naturaleza es sabia y si nos dio esta oportunidad de alimentar a nuestros hijos con nuestro propio cuerpo es por algo”

#Historiasdelactancia

Por Rosa Espi Talens

Soy Rosa Espí Talens mamá de Lucía de 6 años y Alex de casi 2. Con los dos he vivido una experiencia única y maravillosa pero muy diferente a la vez y que os voy a contar. Lucía nació en una madrugada de invierno, fue un parto muy especial y rápido, no tuvieron tiempo ni a ponerme epidural, la pusieron en mis brazos y pensé q aquello era un sueño maravilloso, al salir del paritorio una enfermera me preguntó si le quería dar el pecho, le respondí q si podía ser si. Inmediatamente la colocó a mi lado, me dio un apretón al pecho y al instante la niña empezó a succionar, fue facilísimo, la niña ya no se separó de mí y de mis pechos en esa noche, la primera de muchas…

Fue una experiencia maravillosa, una conexión y complicidad inigualable entre nosotras que no cambio por nada del mundo, aparte del hecho de que ha crecido muy sana y es una niña muy inteligente, muy independiente y muy sociable (lo digo por lo que algunos dicen de que el pecho crea dependencia, nada más lejos de la realidad).

Lucía creció tomando el pecho y comiendo de todo estupendamente, cuando tenía casi 4 años quedé embarazada de Alex, Lucía continuó con la lactancia, pues nunca me planteé lo que duraría, fue algo espontáneo por parte de las dos, simplemente ella no quería dejarlo y yo era feliz con su decisión. Como decía, me quedé nuevamente embarazada, el embarazo fue tan bueno como con Lucía, Alex debía nacer a finales de agosto, pero una tarde de mediados de junio, me empecé a sentir mal, notaba q me ahogaba, no podía respirar, nos fuimos a urgencias y empezaron a hacerme pruebas y me dijeron que padecía una preeclampsia o síndrome de hellp y q debían provocarme el parto inmediatamente porque sino corría peligro mi vida y la del niño.

Me durmieron y me hicieron la cesárea, no pude ver a mi niño hasta días después, estaba en la incubadora y pesaba poco más de un kilo, pero afortunadamente estaba muy sano y solo era cuestión de que cogiera peso. Cuando me dejaron verlo me impresionó mucho, al cabo de los días empezaron a dejarme practicar el método canguro, me lo dejaban tener unas horitas al día en mis brazos, ese tiempo pasaba muy rápido y así estuvimos 1 mes y tres días en los que primero, con el sacaleches del hospital yo me sacaba la leche para que se la dieran a mi niño y después en casa todos los días hacía lo mismo y se la traía al hospital, porque yo quería q mi niño al igual q su hermana tomara leche materna.

Fue muy duro pero valió la pena, en el hospital no me dejaron darle el pecho, pero nada más llegar a casa me lo empecé a poner y enseguida se cogió, el problema es que era muy pequeño y se cansaba, no tenía bastante fuerza, pero yo con mucha paciencia (ya q necesitaba tomas cada 3 horas día y noche), me sacaba la leche para el biberón y me lo ponía al pecho antes y después de las tomas. Poco a poco fue creciendo y fuí quitándole biberones hasta q conseguí q solo tomara la leche directamente del pecho, me costó sudor y lágrimas porque a veces no aumentaba lo suficiente y todos querían q desistiera, pero yo estaba empeñada en que tomara solo la leche natural y lo conseguí. Hasta los 6 meses tomó lactancia materna en exclusiva y después combinada con otros alimentos. Hoy en día tiene casi 2 años y sigue con el pecho junto con su hermana q esporádicamente también da algún chupetón de vez en cuando. Es un niño muy sano, también muy inteligente y con mucha energía.

Como veis he tenido con la lactancia dos experiencias muy diferentes pero igual de maravillosas y me siento muy orgullosa de ello. La naturaleza es sabia y si nos dio esta oportunidad de alimentar a nuestros hijos con nuestro propio cuerpo es por algo.  Las ventajas son innumerables tanto a nivel físico como mental y tanto para la madre como para el hijo. Solo os recomiendo que sigáis vuestro instinto y los dictados de vuestro corazón y que escuchéis a vuestros hijos, no os arrepentiréis jamás.

Para Lucía y Alex a los que quiero más q a mi vida. Siempre con vosotros: MAMÁ.

Comparte tus comentarios en la página o directamente con  rosamaríaespi@hotmail.com

@mamaaldia

@amoprenatal

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *


*

Puedes utilizar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>