«

»

oct 30

El camino de regreso (destete a voluntad)

Historias de lactancia#Historiasdelactancia

Por Janett Ivimas

"Esto lo escribí en Mayo del 2.011 y lo comparto hoy en este espacio"

 

"…luché contra la familia y el entorno, leí mucho y me informé todo lo que pude, siempre apoyándome en mí esposo y mi circulo virtual de amorosas mamis."

 

Ha sido un viaje corto, mi nena de tres años y 6 meses, la que hasta casi los tres años no se despegaba de mi teta (bueno, las de ella…jajaja), a quien llevaba de bebé incluso hasta el baño conmigo, la que lactaba sobre mi regazo mientras yo comía, la que no me podía ver sentada porque enseguida venía a lo suyo, la que se daba paseadas por mis senos para chupetear un poco y luego seguir jugando y soñando. Pues ella, mi nena hace unos meses sólo toma teta para dormir, y pocas veces si se hace daño, pero la necesidad de succión ha disminuido muchísimo. Son sentimientos encontrados para mí, ver a mi hija de tres años literalmente empezar el despegue, relacionándose abiertamente con nuestros familiares y amigos, contarle cosas a la gente, andar por la casa cantando (le fascina cantar) y que yo vaya perdiendo la exclusividad en su vida. Me da risa cuando recuerdo a quienes me decían que nunca la iba a despegar de mí, que iba a ser una malcriada (¿eso se heredará? porque yo soy malcriada…jajaja), tantas voces diciendo y al final sólo queda asentir con la cabeza como quien da la razón, ese es el precio para que nos dejaran tranquilas.

Pues, henos aquí en el viaje de regreso, y sin yo tomar para nada la iniciativa de destetarla, ella sola la va dejando, atrás quedaron hace tiempo sus despertares nocturnos buscando mi calor y compañía, ya no viene de paseo a la teta, a regalarme su sonrisa y sus hermosos ojos negros, tomando de una y acariciando la otra. Por supuesto que me sigue necesitando, seguimos jugando,  aprendiendo y durmiendo juntas, haciéndonos cosquillas, (¡ay! ¡cuando me pida su cuarto!), y viéndola crecer feliz, llena de vida, energía y lindos sentimientos.

Me siento triste por la culminación de una etapa, siempre he leído a las mamis que sus hijos toman la iniciativa del destete y dicen que es como un duelo, ¡y vaya que tienen razón!, pero a la vez feliz que sea ella quien tome la decisión de dejar la teta sólo para la hora de dormir, mientras yo seguiré junto a su padre (pieza fundamental en nuestra lactancia), siendo el pilar donde ella asirse cuando lo necesite y sé que este tiempo de lactancia prolongada nos unirá siempre, y a su edad, con tres añitos ya de seguro guardará hermosos recuerdos, porque para mí ha sido una etapa en momentos duros, pero con sus tiempos maravillosos, ¿y saben mamis? si se despegan, si tienen luego otros intereses, sólo es cuestión de ponernos en su piel, de mirar sus ojos, de tenerles paciencia, de guiarlos con amor, de ser padres empáticos, de respetar sus tiempos y necesidades sin halar de ellos para que crezcan, todos los niños sanos por muy demandantes que sean de bebés llegan al mismo lugar a su tiempo y a su hora, no a la hora que dicte el vecino, la suegra o el pediatra, que se los digo yo, la mami de una nena que podía quedarse hasta dos horas en la teta (en una oportunidad vimos una película en casa con ella lactando).

Poco se escribe sobre las posibles dificultades que puede llegar a tener de adulto aquel niño que ha sido privado de la necesidad de succión, en cambio se encuentra mucho material sobre como destetar al niño (no estoy en contra del destete, siempre y cuando se haga de manera respetuosa para el niño y esperar por lo menos los 2 años) y sobre como quitar el chupete (ese artilugio que el adulto da al bebé por comodidad y quita al niño “grande” por la misma razón).

¿La edad? hasta que la madre y el niño se sientan cómodos con la lactancia, esta es un acto de amor y como tal concierne a mamá, niño y padre, la fecha de culminarla ha de ser cuando la madre o el niño ya no quieran. Nada malo va pasar por dar lactancia prolongada, hay casos de niños amamantados de más de 6 años y son sanos, felices y sin ninguna patología como se cree a veces.

El vínculo que se crea es hermoso, y amamantar aparte de alimentarlos les proporciona el calor del cuerpo de mamá, cuando se caen o lastiman les sirve de consuelo en lugar del chupete, porque nunca un plástico podrá imitar lo que la naturaleza sabiamente le dio a la mujer.

Y de poder amamantar claro que se puede, que lo digo yo que luché contra pediatras (mal informados lamentablemente, porque en la universidad les enseñan a preparar biberones y nada de lactancia, -dicho en ponencia por parte de los que se han informado más luego de terminar la carrera-).  Te decía, me cambiaba de pediatra para no escucharlos que mi teta ya no la alimentaba, luché contra la familia y el entorno, leí mucho y me informé todo lo que pude, siempre apoyándome en mí esposo y mi circulo virtual de amorosas mamis.

Hay mucho desconocimiento sobre las necesidades más básicas de los niños, y sí mucha gente opinando basada en la ignorancia y haciendo un círculo cada vez más grande de padres desinformados.

En fin, acunen a sus bebés, abracen a sus hijos y acompáñenlos en cada etapa, ayúdenlos con amor y paciencia, los frutos tardan, pero son más dulces.

Actualizando hoy 06/06/2.013 mi hija de 5 años toma teta sólo para dormir, es un rato hermoso donde me dice desde que huelo rico hasta lo mucho que me quiere…

Comparte tus comentarios en la página o directamente con  Ivimas3@hotmail.com

@mamaaldia

@amoprenatal

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *


*

Puedes utilizar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>