«

»

mar 15

RECONOCE TUS AUTOSABOTEOS Y ALCANZA TUS METAS

 

 

Por: Miriam Castillo

SABOTEO: Impedimento para alcanzar el éxito

AUTOSABOTEO: Impedirse a uno mismo alcanzar el éxito

 

 

La mayoría de las veces los impedimentos u obstáculos para cumplir nuestras metas provienen de nosotros mismos, y aunque resulte contradictorio o paradójico es increíble la cantidad de energía que invertimos para “auto sabotearnos”.

Aunque el “auto saboteo” adopta muchas formas todas nos llevan a  despoderizarnos, es decir,  ceder  nuestro poder a otros o a las circunstancias, dándole más valor del que realmente tienen y poniéndolos como excusas para no implementar nuestras decisiones, no emprender acciones, o lo que es peor, abandonar a mitad de camino la meta iniciada con entusiasmo.

Un primer paso para abandonar la práctica del autosaboteo es identificar conductas y actitudes sintomáticas. Las más reconocibles son:

1.- Mostrar un “optimismo delirante” que nos lleva a ambicionar metas desmedidas sin el mínimo calculo de nuestras fortalezas, limitaciones, oportunidades y retos.

2.- No tener un plan claro y coherente del camino que debemos recorrer para llegar a nuestra meta y cumplir nuestro propósito.

3.- Mostrarnos autosuficientes y no pedir ayuda cuando estamos agotados, confundidos o perdidos.

4.- Adoptar posiciones rígidas en nuestras conductas, ideas y actitudes en relación a lo que habíamos previsto.

5.- Abandonar a mitad de camino, o casi llegando a la meta,  lo que habíamos iniciado valiéndonos de falsas excusas y pretextos.

6.- No hacernos responsables de las consecuencias de nuestros actos bien sea justificando lo injustificable, culpando a otros o victimizándonos.

 

Seguramente ya has identificado en ti o en personas cercanas a ti alguno de estos autosaboteos, y te estarás preguntando ¿De dónde proviene el “autosaboteo?”

La mayoría de las personas que acuden a mi consulta manifiestan inquietudes tales como: “Empecé la dieta pero la abandoné”, “Le prometí a mi esposa mejorar mi carácter pero no lo logro”, “Me aplazan esa materia una y otra vez”, “Sé que quiero usar mejor mi tiempo pero hay algo que me lo impide”. En el fondo estas personas están pidiendo ayuda para superar  sus “auto saboteos”, y mi  responsabilidad como terapeuta o coach de vida es llevarlos a darse cuenta y  tomar consciencia  del mecanismo profundo y no consciente que los lleva a reiterar una y otra vez en sus actitudes y conductas “auto saboteadoras”

El “auto saboteo” surge de una personalidad cuyas partes están en conflicto, en Gestalt las llamamos polaridades y en Análisis Transaccional Estados del yo (Padre, Adulto y Niño). Por regla general los seres humanos no somos 100% armónicos y una  de nuestras tareas de crecimiento personal es aprender a conciliar estas partes en disputa, particularmente cuando dicha    oposición alcanza un nivel de “saboteo frontal” que nos hace improductivos e infelices.

 

¿Cómo reconciliar tus partes en conflicto y ponerle freno al saboteo?

  • Escucha tus diálogos internos y presta atención a lo que quiere cada una de esas partes en conflicto. Te ayudará mucho preguntarte ¿Qué quiero hacer? ¿Qué debo hacer? ¿Qué me conviene hacer? Una vez que te hayas escuchado decide y toma las riendas.
  • Toma consciencia de la necesidad que permanece “oculta” en el saboteo. Te ayudará preguntarte ¿Qué gano? ¿Qué evito?
  • No pelees ni trates de aniquilar al “saboteador” que está dentro de ti, por el contrario aprovecha su energía y creatividad pues a fin de cuentas es tu propia creación.

 

Aquí te dejo algunas recomendaciones para mantener a raya el “auto saboteo”:

 

 1.- Plantéate  metas realistas considerando tus fortalezas, limitaciones, oportunidades y retos.

2.- Traza un plan claro y coherente del camino que te llevará a tu meta, y empréndelo de inmediato.

3.- Reconoce  tu red de apoyo y soporte, y aprende a pedir ayuda.

4.- Muéstrate flexible en el recorrido hacia tu meta.

5.- Salvo razones verdaderamente justificadas pase lo que pase no abandones tu meta.

6.- Hazte responsable de tus acciones y sus consecuencias.

Recuerda: Cuando aprendemos a reconocer nuestros saboteos y mantenerlos a raya disponemos de un caudal de energía para ponerlos a favor de nuestras metas.

 

miriamcastillop@mcp.org.ve

@MCP_org_ve

www.mcp.org

MCPDesarrolloHumano

http://mcpcornucopia.blogspot.com/

 

 

 

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *


*

Puedes utilizar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>